jueves, 3 de enero de 2013

LA MÚSICA POPULAR EN EL ECUADOR


FOTO: El Comercio
La fusión de culturas: El origen de la música mestiza como producto de la fusión de dos culturas es evidente, pero hay que puntualizar que no surge automáticamente al contacto entre ellas, sino cuando existe una población mestiza que comienza a sentir la necesidad de una expresión musical propia que siendo autentica, compartirá características tanto de la cultura española como de la indígena.

Manifestaciones como el danzante, la tonada o el pasacalle pueden ser géneros considerados heredad de nuestros antepasados indios y españoles. Pero también están géneros que no siendo originarios de Ecuador ni de España han sido introducidos posteriormente en la colección de géneros mestizos; tal es el caso del fox incaico, curiosa combinación de fox trot norteamericano con armonías y tonos andinos o la habanera, genero centroamericano que también ha sido cultivado en nuestro país con las necesarias adaptaciones en cuanto al mismo material melódico.

El ejemplo más claro, sin embargo, lo constituye el pasillo – posible descendiente del vals vienés -  que se ha asentado tan sólidamente en territorio ecuatoriano que ahora es quizá el género más representativo de la cultura popular ecuatoriana y el más cultivado por los compositores populares, quienes han surgido en su mayoría del sector mestizo de la población. Otros géneros, en cambio (costillar, cañirico, etc.) han quedado en el olvido.

A comienzos del siglo XX estos géneros populares sufrieron una injusta discriminación por parte de los compositores académicos hasta que alrededor de los años 20 o 30, cuando opositores como Segundo Luis Moreno, Francisco Salgado, José Ignacio Canelos, Carlos Amable Ortiz, Segundo Cueva Celi, Salvador Bustamante, Sixto María Durán y muchos otros que siendo poseedores de una formación académica posterior incursionan fuertemente en la composición de música popular basada en los géneros mestizos ecuatorianos, unos musicalizando bellamente poemas de extraordinario lirismo, otros desarrollando los géneros mestizos hasta convertir sus compasiones populares en pequeñas piezas concertantes poseedores de una riquísima invención melódica 

 Carlos Amable Ortiz - reír llorando:

Ellos son los pioneros de una importante corriente de composición nacionalista que pervive paradójicamente, hasta nuestros días en el seno del conservatorio de donde fue expulsada en épocas pasadas, con el aporte de jóvenes compositores de intérpretes y a través de sus áreas de creación, investigación y difusión que han comprendido la necesidad de salvaguardar las expresiones profundamente ecuatorianas y dedican sus mejores esfuerzos a esta noble causa.  (Círculo de Lectores, 2003)




Bibliografía
»   Círculo de Lectores. (2003). En Enciclopedia del Ecuador Círculo - Tomo II (pág. 471). Bogotá: Editorial Planeta.
»  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada